Sunday, December 21, 2014

Un mosto, sin mierdas


Yo soy ese tipo de persona que prefiere meter toda la mano en el vaso para sacar el limón que beber con tropezones...Para mí, el cacho de roscón de reyes que ha llevado la frutita confitada encima está contaminado para siempre, y me da igual que me quites la frutita...

Soy esa persona que se tapa la nariz para beber el zumo de naranja.

Bueno... ¿Adonde quiero llegar con todo esto? A mi catarro.
Los catarros y los sabores de naranja son cosas que están unidas, tan unidas como la nocilla negra a la nocilla blanca.

Empezaré por el principio de los tiempos... el foco de mi desgracia, el bebecín que vive conmigo.
Todos sabemos que tengo un sistema inmunologico que es la envidia, pero claro, esto han sido años de entrenamiento de rechazar los químicos y confiar en el poder de mi cuerpo... (la farmacia, ese gran desconocido... excepto con los dolores de mujer que los carga el diablo y ahí si que es necesaria la ayuda quimica, pero ese es otro tema)
Total que nunca me enfermo. Pero claro, vivo con gente que si les soplas en la cara se ponen malitas...y el bebecín enfermó. Y como en casa no hay vasos, porque no hay, pues bebemos a morro de la botella y la compartimos... total que por chula me entró un catarrito.

Yo lo llevaba bien, pero claro, vuelves al hogar y tienes una madre catastrófica que bien podría ser farmacéutica porque te automedica como si supiera, se educa con la tele.
Yo reniego de las medicinas, pero cuando estoy al borde de la muerte las tomo encantadísima porque chico... no me gustará la ensalada pero el sabor del espidifren sí, que le vamos a hacer, nunca he sido normal.
Total que, madre, sabiendo que me opongo firmemente al frenadol y su sabor a naranja, buscó otro producto... especifico para el catarro. Bueno, pues eso de que es peor el remedio que la enfermedad es cierto... no es que sepa a naranja, no, es que sabe a naranja y media.
Cada vez que oigo la cuchara chocar con las paredes del vaso, sé que viene mi cóctel bomba... y sufro.

¿Porqué se empeñan en que todo sepa a naranja? ¿Porqué?


No comments:

Post a Comment